• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

June 3, 2011

Reunión 63 de la Comisión Ballenera Internacional

Humane Society International

  • Un cachalote en Groenlandia. Helle Jørgensbye/Marine Photobank

La reunión anual número 63 de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) tendrá lugar entre el 11 y el 14 de julio en las Islas del Canal del Reino Unido. Como todos los años, HSI enviará a su equipo especializado en política a la conferencia para abogar por la protección de las ballenas y para abordar asuntos de implementación y hábitat relacionados.

Gracias al apoyo de nuestros defensores de los animales, el año pasado logramos rechazar un paquete que habría permitido el reinicio de la cacería comercial de ballenas. Este año la agenda de la CBI incluye una propuesta para crear un santuario de ballenas en el Atlántico Sur así como una medida temporal de Japón para mantener su opción de promover una propuesta que apruebe la cacería comercial de ballenas en zonas costeras.

Los delegados han considerado ambas propuestas en muchas ocasiones anteriores y no han podido obtener la votación por mayoría de dos tercios requerida. Nosotros abogaremos fuertemente para aprobar el Santuario para Ballenas del Atlántico Sur, un objetivo defendido por largo tiempo por parte del bloque latinoamericano dentro de la CBI.

Factores adicionales

Ausentes de la agenda pero directamente relacionadas con la protección de ballenas están las posibles medidas comerciales que podrían ser impuestas por los Estados Unidos en contra de Islandia por minar la moratoria de la CBI a la cacería comercial de ballenas. Islandia caza tanto ballenas minke, como ballenas de aleta en peligro y vende la carne a Japón y otros países. HSI, junto con otras organizaciones de protección animal, presentó una petición en marzo para iniciar ésta acción. La otra actividad significativa es la demanda legal de Australia en la Corte Internacional de Justicia por la cacería japonesa de ballenas en el Santuario del Océano Sur designado por la CBI. Nosotros apoyamos este litigio y estamos preparados para ayudar con argumentos legales y apoyo de miembros.

Hechos y cifras ilustran la efectividad de la actual prohibición a la cacería comercial de ballenas.

Pesando fuertemente sobre la reunión se encuentra el trágico desastre que golpeó a Japón en marzo. La infraestructura de cacería de ballenas de Japón sufrió daños considerables y las implicaciones a largo plazo de las pérdidas económicas globales del país sobre la cacería comercial japonesa no están claras.

Lo que queda claro es que las ballenas necesitan nuestra protección ahora más que nunca. La radiación proveniente de Japón es solo la más reciente amenaza al ambiente marino en el cual viven. También enfrentan un creciente peligro a causa de los desechos marinos, la contaminación sónica, colisiones con barcos, captura accidental por parte de barcos pesqueros comerciales, la actividad de extracción de energía y el cambio climático.

Si Japón abandonara la cacería de ballenas y optara por actividades económicas más eficientes, sostenibles y humanitarias tras la catástrofe del 2011, sería un gran alivio para las ballenas del mundo. También representaría un gran ejemplo para los gobiernos de Islandia y Noruega, los cuales aun continúan con crueles e impopulares operaciones de cacería comercial de ballenas.

Lo que usted puede hacer

¡Ayúdenos en nuestra lucha por salvar a las ballenas haciendo una donación o tomando acción!

  • Sign Up
  • Take Action