• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print
  • Alt text hereDownload PDF
  • Alt text hereDownload PDF

March 3, 2009

Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora (CITES)

Humane Society International

El intercambio comercial internacional de vida silvestre significa miles de millones de dólares anualmente y ha sido responsable del declive de poblaciones silvestres de muchas especies de animales y plantas. La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora (CITES) fue firmada en 1973 con el fin de proteger a ciertas especies de fauna y flora silvestres de la sobreexplotación a través de intercambio comercial. CITES entró a regir el 1 de julio de 1975, y actualmente más de 170 naciones (“Partes”) han firmado y ratificado el tratado de CITES.

 

Apéndices

CITES brinda tres niveles de protección (Apéndices) para las especies en el intercambio comercial internacional.

El Apéndice I incluye aquellas especies que están amenazadas de extinción y que son o pueden ser afectadas por el intercambio comercial. Estas especies no pueden ser distribuidas internacionalmente para fines fundamentalmente comerciales. Sin embargo, tales especies pueden ser exportadas e importadas para fines no comerciales. Ejemplos de estas especies en el Apéndice I de CITES son los tigres, el elefante asiático, el chimpancé, la ballena jorobada, el oso malayo, la guacamaya roja, la tortuga marina, el jacarandá de Brasil, plantas de jarra tropicales gigantes, y las orquídeas asiáticas tropicales.

El Apéndice II incluye aquellas especies que, aunque no necesariamente amenazadas de extinción, pueden llegar a estarlo a menos que el comercio sea estrictamente regulado con el fin de evitar una utilización incompatible con su supervivencia. Las especies también pueden ser incluidas en el Apéndice II si sus partes o productos no pueden ser claramente distinguidos de los de otras especies incluidas en los Apéndices I y II. El intercambio comercial de especies del Apéndice II está permitido, pero está estrictamente controlado. Las Partes solo pueden otorgar un permiso para exportar estas especies después de que se haya determinado que la exportación no irá en detrimento de la supervivencia de la especie. Ejemplos de especies incluidas en el Apéndice II son el oso negro americano, el lobo marino del sudeste, la cebra de montaña, el tucán toco, la iguana verde, la caoba de la costa pacífica, la palmera de tronco triangular, y el ciclamen.

El Apéndice III incluye aquellas especies que cualquier Parte ha identificado como sujetas a regulación de su explotación dentro de su jurisdicción y con necesidad de cooperación de las otras Partes para monitorear el comercio internacional de la especie. Esta cooperación es alcanzada primordialmente a través del otorgamiento de permisos de exportación por parte de un estado que ha incluido a la especie en el Apéndice III (estos se otorgan solo si el espécimen no fue obtenido en contravención de las leyes de exportación de la Parte exportadora) y con emisión de certificados de origen por otros estados que exportan especies del Apéndice III. Ejemplos de especies incluidas en el Apéndice III y de los países que los incluyeron son el perezoso de dos dedos (Costa Rica), la civeta africana (Botsuana), el pinzón africano (Ghana), y la caoba de hoja grande (Costa Rica, Brasil, México).

Autoridades

Se espera que las Partes de CITES implementen y apliquen las condiciones del tratado a través de legislación doméstica. Cada Parte debe establecer una Autoridad de Manejo de CITES que otorgue los permisos de importación y exportación, que monitoree el intercambio de especies CITES y que recopile reportes anuales de intercambio y que establezca una Autoridad Científica de CITES que brinde dictámenes científicos sobre decisiones de importación y exportación. El ejercer la precaución en casos de incertidumbre es vital dentro de este enfoque: el intercambio no debe ser autorizado a menos que exista suficiente información y salvaguardas para garantizar que una especie está protegida de la sobreutilización. Solo puede otorgarse un permiso de exportación de CITES para cualquier espécimen vivo de una especie incluida en algún Apéndice de CITES cuando la Autoridad de Manejo de la Parte exportadora está satisfecha de que el espécimen será preparado y transportado de forma tal que minimice el riesgo de lesión, daño a la salud o trato cruel.

Conferencia de las Partes (COPs)

Las Partes evalúan y votan sobre propuestas para agregar o eliminar especies de los Apéndices I y II en sus reuniones bienales (o trienales) de la Conferencia de las Partes (COPs, por sus siglas en inglés). Las Partes pueden añadir especies unilateralmente al Apéndice III en cualquier momento.

Las Conferencias de las Partes de CITES también brindan la oportunidad de que los miembros consideren y voten sobre resoluciones que interpretan el lenguaje del tratado. Por ejemplo, las Partes han adoptado resoluciones que brindan pautas para la inclusión de especies en los Apéndices de CITES, un mecanismo para la evaluación del intercambio de especies del Apéndice II para garantizar que no vaya en detrimento de la supervivencia de las especies y un procedimiento para la aprobación y registro de operaciones de cría en cautiverio de especies incluidas en el Apéndice I de CITES con propósitos comerciales.

Tres comités de CITES, el Permanente, el de Animales y el de Plantas, cada uno formado por representantes de las Partes de seis regiones geográficas (Oceanía, América Latina y el Caribe, África, Asia, Europa y América del Norte) están activos durante los periodos intermedios entre un Conferencia y otra.

El Comité Permanente brinda al Secretariado dirección en materia de política general y operacional sobre la implementación de la convención, redacta resoluciones para su consideración durante las Conferencias de las Partes y realiza cualquier otra función que le sea encargada durante las Conferencias. El Comité Permanente le rinde informes a la Conferencia de las Partes sobre las actividades que ha desarrollado entre cada reunión. Los miembros del comité son nominados por la Conferencia de las Partes, y el comité incluye a representantes del gobierno depositario (Suiza), del país que organizó la conferencia anterior y del país que albergará la siguiente reunión de la Conferencia. Los periodos de los miembros del comité expiran tras la segunda conferencia de las partes posterior a la cual fueron nominados.

Los Comités de Animales y Plantas ayudan en el desarrollo y mantenimiento de listas estandarizadas de especies de animales y plantas y en la preparación de manuales de identificación. Los Comités de Animales y Plantas pueden brindar asesoría sobre técnicas y procedimientos de manejo, redactar resoluciones para su consideración por la Conferencia de las Partes y realizar cualquier otra función que les sea dada por la Conferencia o el Comité Permanente. Por ejemplo, a través del “examen del comercio significativo”, el Comité de Animales evalúa el intercambio comercial de especies del Apéndice II de CITES con el fin de determinar si las Partes están otorgando permisos de exportación únicamente tras haber determinado que la exportación no será perjudicial para la supervivencia de la especie, como lo indica el Artículo IV de CITES. Cuando se determine que este no ha sido el caso, el Comité de Animales recomienda medidas correctivas que deben ser tomadas por la Parte involucrada, una vez que las medidas hayan sido aprobadas por el Comité Permanente.

Lectura Recomendada

El volante de HSI sobre CITES y el comercio internacional de animales silvestres [PDF]  English  Español

Favre, David S. 1989. International Trade in Endangered Species: A Guide to CITES. Martinus Nijhoff Publishers, Boston, USA, 415 pages.

Fitzgerald, Sarah. 1989. International Wildlife Trade: Whose Business Is It? World Wildlife Fund, Washington, USA, 459 pages.

Lyster, Simon. 1985. International Wildlife Law. Grotius Publications, Cambridge, UK, 471 pages.

Wijnstekers, Willem. 1995. The Evolution of CITES. CITES Secretariat, Geneva, Switzerland, 519 pages. 

  • Suscribirse
  • Take Action
  • Ayuda a proteger la vida silvestre de la crueldad: "No Compres Vida Silvestre" Firma el Compromiso