• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

May 18, 2012

La Pecuaria y el Medio Ambiente

Humane Society International/Latin America

  • Bradley Murray/istock

Tan sólo en el año 2009, se criaron a nivel mundial aproximadamente 67 mil millones de animales terrestres para consumo, y un número no especificado de animales acuáticos también fue sacrificado para el mismo propósito. Mundialmente, se utiliza más tierra para criar y alimentar animales de producción que para cualquier otro propósito. Más del 97% de la harina de soya y más del 60% de cebada que se produce globalmente se destina para alimentar a los animales de producción. El sector pecuario también es un gran consumidor de los escasos recursos hídricos.

La deforestación

Los animales de producción han degradado aproximadamente una quinta parte de las praderas y pastizales del mundo. La expansión de pastizales destinada a los animales de producción es uno de los principales protagonistas de la deforestación, especialmente en América Latina. El 70% de las áreas deforestadas en la Amazonia sudamericana han sido convertidas a pastizales, mientras el 30% restante es empleado para cultivar alimento para dichos animales. Este tipo de degradación de las tierras puede tener un gran impacto en nuestra habilidad para sustentar los recursos naturales vitales de nuestro planeta. Además de emitir gases de invernadero que alteran el clima, la degradación de las tierras puede tener como resultado la reducción de fuentes hídricas y la pérdida de especies de plantas y animales.

Los desperdicios de los animales de producción

Las granjas de hoy en día a menudo confinan a miles de animales dentro de instalaciones que se asemejan a las fábricas. Una sola instalación de este tipo puede llegar a generar la misma cantidad de desperdicios que una ciudad pequeña, y la cantidad de estiércol producido puede llegar superar la capacidad de absorción de las tierras aledañas. Dichas instalaciones generalmente rocían en los campos desechos que no han recibido tratamiento—o que han recibido tratamiento mínimo—contaminando potencialmente el agua, la tierra y el aire.

El calentamiento global y el cambio climático

Uno de los mayores impactos ambientales de la pecuaria es su contribución al calentamiento global y cambio climático. De acuerdo con la FAO, este sector es responsable por casi el 18%—o casi la quinta parte—de la emisión de gases de invernadero inducidos por los humanos. Se liberan dichos gases en la atmósfera en casi todas las etapas de producción de carne, huevo y leche, trastornando potencialmente el clima, las temperaturas y los ecosistemas.

Actúa

HSI promueve un alejamiento de la cría intensiva de animales de producción hacia formas de agricultura más sustentables y conscientes del bienestar animal—y a la vez promueve la reducción en el uso del número de animales criado para consumo. Todos nosotros podemos reducir nuestra huella ambiental disminuyendo el consumo de carnes, huevo y lácteos. Explora la Guía de Platillos sin Carne de HSI para obtener deliciosas recetas vegetarianas, y enterarte de cómo una dieta vegetariana puede mejorar tu salud personal, reducir el sufrimiento animal y a la vez ayudar a proteger el ambiente.

Entérate acerca de los impactos de la pecuaria en el medio ambiente al leer nuestro informe (en inglés), “The Impact of Animal Agriculture on the Environment and Climate Change in Brazil” [PDF].

  • Suscribirse
  • Take Action
  • ¡Déjalas Mover! Dile no a las jaulas y encierros Firma la petición