• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

September 27, 2011

Defendiendo a los animales, un bocado a la vez

Al elegir mejor lo que comemos, todos tenemos el poder de crear una sociedad más humanitaria

Humane Society International

  • HSI

Gracias por tener a bien visitar el sitio Guía de Platillos sin Carne de HSI. Hay muchas razones por las que las personas eligen alimentos vegetarianos. Algunos lo hacen por su salud personal, otros por la salud del planeta. El ganador del premio Nobel Isaac Bashevis Singer ofreció otra convincente explicación: al preguntarle si era vegetariano por motivos de salud, Singer respondió “sí, por la salud de las gallinas”.

Los animales de producción son individuos que cuentan con personalidades, necesidades y preferencias, y lo más importante, con la capacidad para sufrir. Sin embargo, a millones de gallinas ponedoras, de cerdas para cría y de otros animales se les cría en pequeñas jaulas o en ambientes atestados de animales y carentes de estímulos dentro de instalaciones industriales de producción animal alrededor de todo el mundo (las llamadas granjas industriales). Dichas jaulas afectan enormemente el bienestar de los animales, haciendo imposible que se muevan libremente, que expresen comportamientos naturales, y en muchos casos, que extiendan sus alas y/o patas.  Dentro de esta tendencia inhumana hacia la industrialización de la producción pecuaria se trata a los animales como si fuesen meras unidades de producción, sin importar su sufrimiento. Recientes investigaciones encubiertas han revelado maltratos horribles hacia vacas, cerdos, gallinas y pavos. Tristemente, esta crueldad es algo común en las granjas industriales de todo el mundo.

Por fortuna, cada uno de nosotros puede lograr una diferencia para estos animales cada vez que nos sentemos a comer. Al elegir mejor nuestros alimentos, ejercemos el poder de crear una sociedad más humanitaria y consciente. Esta guía está diseñada para ayudarte a hacer esas elecciones, mismas que son abundantes, tentadoras y más que satisfactorias.

Y recuerda, no tiene que ser una cuestión de todo o nada. Hazlo a tu propio ritmo. Resulta difícil cambiar toda una vida de hábitos alimenticios muy arraigados, así que siéntete bien con cualquier progreso que logres.

No importa la razón por la que elijas opciones vegetarianas, siéntete  satisfecho/a con tu decisión y no olvides que estás marcando una diferencia positiva en el mundo. Ya sea que lo hagas por la salud de las gallinas, por la salud del planeta o por tu propia salud (o por las tres). Siente orgullo de tu compromiso y recuerda que HSI está a tu lado, lista para ayudarte en el trayecto hacia una alimentación consciente.

Chetana Mirle, Directora de Animales de producción de HSI. 

Conoce nuestra Guía de Platillos sin Carne

  • Suscribirse
  • Tomar Acción