• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

December 10, 2009

Redescubriendo las Aguas

La verdad acerca del nado con delfines

Humane Society International

Por Naomi Rose

Actualización, Enero del 2011: Leah y un equipo de activistas japoneses filmaron más matanzas de delfines y crearon este video (advertencia: imágenes extremadamente gráficas) para correr la voz acerca de este horror que persiste.

Nadar con delfines fue elegido como el deseo número uno en una lista de “cosas por hacer antes de morir” cuando la BBC hizo una encuesta a miembros del público británico hace algunos años. Este ardiente deseo podría ser casi una memoria cultural, dado que las historias sobre delfines amigables y los lazos místicos entre las personas y estos maravillosos animales se remontan a la antigüedad. Y sin embargo, mientras que los humanos buscan ansiosamente el contacto con los delfines, ¿qué piensan los delfines al respecto? Desafortunadamente, muy pocas personas consideran esta pregunta, asumiendo simplemente que el sentimiento es mutuo. Algo de razonamiento lógico, sin embargo, debería llevar a la conclusión de que esto es de hecho altamente improbable.

Mi colega de mucho tiempo, Leah Lemieux, activista de delfines de Canadá, descubrió esto de la forma difícil. Tras buscar una oportunidad de nadar con los delfines durante unas vacaciones en Cuba hace algunos años, ella vio por si misma que los delfines cautivos no son juguetones y felices, sino que más bien son reclutados como animadores involuntarios. En años subsiguientes, ella desarrolló una inusual relación con varios delfines cautivos y decidió que un día contaría sus historias al mundo. Rekindling the Waters: The Truth about Swimming with Dolphins (Redescubriendo las Aguas: La Verdad acerca del Nado con Delfines) es el resultado.

Naomi: ¿Por qué escribió el libro?

Leah: Tras muchos años de documentar la vida de una sufrida familia de delfines cautivos, sentí que su historia tenía que contarse. El libro nació de un profundo deseo de poder ayudar y tratar de tener un efecto positivo en el mundo. Yo quería ir más allá de las sombrías estadísticas sobre cetáceos en cautiverio (aunque de hecho las he incluido) y darles a los lectores algo único: “la vida en las trincheras” desde el punto de vista de los delfines. Yo quería dar una visión de cómo es realmente para ellos una vida de servidumbre, cuan nocivo para ellos puede ser el cautiverio, día tras día y año tras año, aun dentro de lo que son consideradas como las “mejores” condiciones. Una mirada desde adentro revela las formas en que estas atracciones con delfines cautivos también están explotando a los visitantes humanos. Mi libro trata de crear consciencia entre las personas de que esta es una explotación por partida doble, ya que una vez que se es consciente de esto, la mayoría de las personas rehúsa favorecer a estos lugares.

También quería ofrecer vistazos de la vida de los delfines silvestres, para que los lectores puedan entender cuan empobrecidas son en contraste las vidas de los delfines en cautiverio. Con el fin de ayudar a las personas a entender mejor tanto la magnitud como lo sutil del tema, incluí investigación reciente sobre la notable inteligencia de los delfines, aspectos de su cultura y tal vez lo más importante, la perspectiva ética que se refiere a la evolución de nuestra propia humanidad. De esta forma, quería cubrir una perspectiva tanto personal como global.

Naomi: ¿Cuándo se dio cuenta por primera vez de que nadar con delfines cautivos estaba mal, y por qué?

Leah: En el verano de 1990, fui a una excursión a los Cayos de Florida, organizada por la organización de conservación de delfines sin fines de lucro para la que trabajaba en Toronto. El objetivo oficial de este viaje era experimentar la diferencia entre nadar con delfines cautivos (en atracciones populares en los Cayos) y encontrar delfines silvestres en su hábitat natural. Las instalaciones de nado con delfines cautivos me parecieron hacinadas, artificiales y muy deprimentes.

Para cuando encontramos delfines silvestres en el mar, la cuestión estaba decidida, no solo para mí, sino para todos en el viaje. ¡Simplemente no había comparación! Una vez que uno los ve cruzando las olas y rondando los arrecifes con sus familias, uno entiende que este es el único lugar al que pertenecen y que privarlos de su libertad es simplemente indebido.

Naomi: ¿Cuál ha sido el más maravilloso encuentro que haya tenido con delfines silvestres?

Leah: Yo estaba nadando frente a la costa de la gran isla de Hawái muy temprano en la mañana, cuando me encontré con un grupo de delfines de hocico largo. Compartimos por un rato y después nos separamos, aunque aun pude oír sus silbidos musicales en el agua. Yo estaba bastante lejos de la costa, casi una milla mar adentro y en aguas profundas. Miré y descubrí que me seguían un par de marlines azules, ¡ambos de casi cuatro metros de largo! Supe que estaba en problemas. Hice lo único que se me ocurrió: me sumergí en lo profundo e hice mi mejor imitación del llamado de auxilio de los delfines. Los marlines estaban casi encima de mí, ¡pero increíblemente mi llamado obtuvo respuesta, y un instante después un grupo de nueve delfines de hocico largo se sumaron a la refriega como aviones de combate! Los delfines me rodearon y los marlines desaparecieron. Mi corazón latía fuertemente, pero ver los ojos de los delfines me calmó. Redujeron su marcha, me mantuvieron en medio de ellos y de hecho me escoltaron de regreso hacia la orilla. No sé si hubiera muerto eso día de no ser por esos delfines, pero definitivamente evité un encuentro desagradable gracias a ellos.

Naomi: ¿Dónde pueden las personas comprar el libro?

Leah: El libro está ampliamente disponible en el Reino Unido, pero actualmente es más difícil de encontrar en los Estados Unidos, así que la mejor manera de comprarlo ahora mismo sería en línea, por ejemplo en mi sitio web: www.RekindlingTheWaters.com. También puede solicitarle a su biblioteca local que lo ordene para que esté disponible para otras personas de la comunidad. La educación es fundamental y el libro es una excelente herramienta.

La Dra. Naomi Rose es Científica Sénior para HSI.

  • Suscribirse
  • Tomar Acción