• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

November 14, 2007

Regulaciones al Aleteo de Tiburón

Humane Society International

Regulaciones existentes

La primera organización multilateral en abordar el tema del aleteo de tiburón fue la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación[inglés] la cual, en 1999, produjo su Plan de Acción Internacional para Tiburones. Este plan recomendó la utilización completa de los tiburones. Desde entonces, la Asamblea General de la ONU y algunas Organizaciones Regionales de Manejo de Pesquerías han emitido recomendaciones para que los tiburones no sean capturados por sus aletas y que sean utilizados plenamente. Aunque ninguna de estas recomendaciones es legalmente vinculante, sirven para enfatizar el problema del aleteo y para recordarle a las naciones miembro de su responsabilidad para conservar a los tiburones.

Varios países han prohibido el aleteo por cuenta propia, y estas prohibiciones sí tienen cimiento legal. En algunos casos, solo tiburones enteros pueden ser descargados. En otros casos, la prohibición consiste en una regla de que los barcos no pueden descargar aletas de tiburón que pesen más del 5 por ciento del peso “destazado” de los tiburones: es decir, el peso de los cuerpos tras la remoción de la cabeza y las entrañas.

Sin embargo, las regulaciones de la Unión Europea permiten la descarga de aletas de tiburón que pesen 5 por ciento del peso total del tiburón. Aunque esto puede parecer un punto menor, este de hecho hace una gran diferencia en el número de tiburones que son aleteados, ya que el hígado de los tiburones es extremadamente pesado en relación a su peso corporal. Algunos han señalado que la regla de la UE permite que dos tiburones sean aleteados por cada tres que son capturados.

Siguientes pasos

Aunque las recomendaciones hechas hasta hoy han ayudado considerablemente a alentar a los países a entender el efecto que el aleteo generalizado tiene sobre las poblaciones de tiburones, debe hacerse más. Primero, con respecto a las Organizaciones Regionales de Manejo de Pesquerías, las “brechas” geográficas deben ser cerradas con el fin de cubrir tanto como sea posible de los mares del mundo. Segundo, solo un número muy pequeño de países ha prohibido el aleteo y muchos más deben ser motivados a adoptar legislación. Tercero, esas recomendaciones que son débiles o abiertas en su interpretación deben ser re-emitidas con directrices mucho más específicas que requieran que los tiburones sean descargados con sus aletas adheridas. Finalmente, el consumo de productos de tiburón debería ser desestimulado en todos los países.

Con respecto a la aplicación de las regulaciones existentes, las Organizaciones Regionales de Manejo de las Pesquerías y los gobiernos nacionales deben exigir observadores, sistemas de monitoreo de embarcaciones e inspecciones portuarias para asegurar su cumplimiento. Aquellas compañías y embarcaciones que violen las regulaciones deben ser sancionadas e imposibilitadas de pescar.

Protegiendo la salud pública

Los gobiernos nacionales y la Organización Mundial de la Salud deben emitir anuncios de salud pública contra el consumo de sopa de aleta de tiburón debido al riesgo de envenenamiento por mercurio. Aunque algunos gobiernos han hecho alertas acerca del mercurio en la carne de tiburón, es importante que el público en general entienda el riesgo a su salud por consumir sopa de aleta de tiburón.

Actualización sobre las Regulaciones al Aleteo de Tiburón 2010 (inglés) [PDF]

  • Suscribirse
  • Take Action
  • Ayuda a detener la crueldad innecesaria y a salvar a especies en peligro: Dile NO a los productos de aleta de tiburón. Firma el Compromiso ahora