• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

May 29, 2008

Centros de Rescate en América Central

HSI brinda capacitación y apoyo para refugios seguros

Humane Society International

  • Fernando Martínez de ARCAS sostiene a un gato tigre rescatado. HSI/Jennifer Felt

  • Grettel Delgadillo de HSI muestra técnicas de manejo adecuadas. HSI/Jennifer Felt

  • Una cría de gato tigre en el refugio de ARCAS espera ser liberada. HSI/Jennifer Felt

El pequeño gato tigre silvestre en la fotografía a mano izquierda llegó al centro de rescate de la Asociación de Rescate y Conservación de Vida Silvestre (ARCAS) luego de que un hombre mayor, preocupado por su destino, lo compró a un vendedor de vida silvestre en las calles de Guatemala. Únicamente podemos sospechar lo que pasó a su madre, quien muy probablemente fue víctima de los cazadores de vida silvestre. Pero gracias a la existencia del centro de rescate de vida silvestre de ARCAS, este gato tigre tiene la oportunidad de vivir su vida según lo pretendía la naturaleza: en su hábitat natural.

Víctimas del comercio ilegal

Mostrado aquí en las manos capaces del veterinario de vida silvestre Fernando Martínez, la historia de este joven felino es demasiado común. Cada año, cientos de animales son llevados al centro de rescate de ARCAS, ubicado en la región norte de Guatemala. Víctimas del comercio ilegal de vida silvestre (una actividad que apoya al comercio ilegal nacional e internacional de mascotas), así como la cacería y la pérdida del hábitat, estos dichosos animales llegan a ARCAS, donde entran en un proceso de rehabilitación con la esperanza de ser liberados en su hábitat nuevamente.

La historia no solamente es común en Guatemala, sino en todo Centroamérica. Desafortunadamente a diferencia de Guatemala, la mayor parte de los países centroamericanos restantes no cuentan con instalaciones de rescate y rehabilitación de vida silvestre con un buen manejo, financiamiento y equipamiento como las de ARCAS para manejar a los animales silvestres que son decomisados a los comerciantes ilegales de vida silvestre. Y aunque ARCAS cuenta con buenas instalaciones, aún se enfrenta ciertos retos, razón por la cual HSI y el Departamento de Estado de los EE. UU. han estado trabajando con el centro desde el año 2005.

Taller permite lluvia de ideas

A razón de lidiar con la creciente preocupación sobre qué hacer con la vida silvestre confiscada en Centroamérica y como parte del programa de HSI para detener el comercio ilegal de vida silvestre en Centroamérica y la República Dominicana HSI, con financiamiento del Departamento de Estado de los EE. UU., reunió a los participantes de la región para discutir los temas relacionados con las especies decomisadas y para explorar las “mejores prácticas” para los centros de rescate de vida silvestre. ARCAS fue escogida como la organización anfitriona para el evento debido a su exitosa operación. Es importante aclarar que las acciones que funcionan en un país no necesariamente funcionarán para otro, pero el lugar permitió que los participantes del taller exploraran las posibilidades.

Treinta y dos participantes, representantes de organizaciones no gubernamentales y de gobiernos en Centroamérica y República Dominicana, se reunieron para este taller de creación de capacidades, el cual fue brindado por personal de HSI y la consultora/experta en centros de rescate María Elena Sánchez. Durante el primer día del taller, los temas fueron desde CITES y las especies decomisadas hasta el rol de los centros de rescate y la importancia de la coordinación entre el gobierno y las organizaciones no gubernamentales (incluyendo varios modelos de manejo combinados) hasta los requisitos para operar un centro de rescate, incluyendo la sostenibilidad y posibles fuentes de financiamiento. Los participantes luego se reunieron en grupos específicos por país para discutir la situación actual de cada país con respecto a centros de rescate así como para llevar a cabo una lluvia de ideas y hacer sugerencias para el futuro.

ARCAS: Un modelo exitoso

El segundo día del taller fue realizado en el centro de rescate de ARCAS, para que los participantes observaran y aprendieran como es llevada a cabo la operación de esta instalación particular. Una de las mayores preocupaciones a la que cada uno de los países se enfrenta con respecto a los centros de rescate es la falta de financiamiento. ARCAS ha sido capaz de desarrollar un programa de voluntarios muy exitoso el cual lleva a estudiantes de todo el mundo hasta el centro de rescate. Estos voluntarios pagan por la experiencia de trabajar en ARCAS. El propósito de mostrar a los participantes del taller este aspecto del programa fue demostrar que existen maneras de generar una fuente de ingresos sostenible para estos proyectos. La implementación de un programa de voluntarios no es fácil, pero si es manejado adecuadamente, es una fuente factible tanto de ingresos como de mano de obra.

Durante el tour, los participantes del taller fueron llevados a través del mismo proceso que atraviesa un animal recién llegado. El primer paso es realizar una evaluación del animal para determinar la probabilidad de su rehabilitación. Luego son llevados a cuarentena y luego al proceso de rehabilitación, el cual determina los siguientes pasos.

La porción final del taller fue una sesión detallada de manejo de animales la cual incluyó varias especies, desde reptiles hasta loras. Guisella, una joven administradora de la instalación de rescate Zoo Ave en Costa Rica, mencionó “La experiencia fue invaluable y muy reveladora. La oportunidad de conocer a personas de la región quienes también se enfrentan a retos similares fue formidable y ser capaz de brindarles sugerencias útiles, además de crear una red de comunicación con estos individuos demuestra que realmente podemos hacer una diferencia por la vida silvestre en la región.”

Aún más por hacer

Una conclusión muy clara de los participantes del taller es que aún hay mucho trabajo por hacer. Sin embargo, los participantes demostraron que la dedicación y el deseo de trabajar duro en estas situaciones están presentes en la región, un requisito para lograr la meta de lidiar en forma efectiva y adecuada con la vida silvestre decomisada.

En pocas semanas, el joven gato tigre no tendrá más contacto con humanos. Cuando sea destetado y esté clamando por atención, la separación será muy difícil para los voluntarios. Sin embargo, el personal de ARCAS les explicará que este es un paso necesario para prepararlo para su eventual liberación en las regiones remotas de Guatemala. Por medio de los esfuerzos conjuntos de ARCAS, HSI, y el Departamento de Estado de los EE. UU., animales como este gato tigre tendrán una oportunidad de seguir siendo silvestres.

  • Suscribirse
  • Take Action
  • Ayuda a proteger la vida silvestre de la crueldad: "No Compres Vida Silvestre" Firma el Compromiso