• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

June 9, 2008

El Comercio Ilegal de Vida Silvestre Va más allá de la Explotación Animal

Está financiando al tráfico de grogas, la violencia y el crimen organizado

Humane Society International

  • Los colmillos de elefante pueden ser canjeados por armas. iStockphoto

Existe un inesperado giro en el comercio ilegal de vida silvestre y en este caso involucra mucho más que la puesta en peligro de las plantas y los animales del planeta. Este comercio está cada vez más relacionado con algunos de los crímenes más notorios de este siglo. Los animales silvestres, especialmente las especies amenazadas, están siendo considerados como “los nuevos diamantes de sangre” ya que su captura, matanza y comercialización alrededor del mundo pone dinero en las billeteras de delincuentes. 

Un tipo de delito engendra otro

China es el importador número uno de vida silvestre y los EE. UU. le siguen de cerca. En estos países y en el resto del mundo, muchas personas encuentran fácil hacerse de la vista gorda ante los efectos negativos del comercio internacional de poblaciones de vida silvestre. Sin embargo, lo que estas personas no saben es que el gran precio que están pagando por animales exóticos y sus partes podría estar financiando la violencia, los asesinatos, las guerras civiles y el tráfico de drogas en los países problemáticos.

Una investigación de la Congressional Research Association (Asociación de Investigación del Congreso) recientemente demostró que muchos de los mismos criminales quienes comercian armas y drogas también están comerciando vida silvestre. El reporte afirmó que incluso algunos grupos insurgentes y posiblemente grupos de terroristas están involucrados en la captura ilegal comercial en varias áreas de Asia y África. Adicionalmente, muchos criminales enjuiciados por crímenes de comercio ilegal cuentan con condenas previas por drogas, violencia, robo y ofensas con arma de fuego. Algunos de los tipos de crímenes y violencia que el comercio de vida silvestre está financiando son verdaderamente sorprendentes.

Víctimas animales y humanas

Tal vez los más notorios de los recientes saqueadores de vida silvestre sean los Janjaweed quienes han llevado a cabo los ataques genocidas en Darfur. El último año, los militares Janjaweed asesinaron a tres guardaparques en Chad en su intento de saquear 1.5 toneladas de marfil de Elefantes Africanos, con un valor aproximado de 1.3 millones de dólares, los cuales habían sido confiscados por oficiales de Chad a cazadores ilegales. De acuerdo con las autoridades locales, los Janjaweed han asesinado a cientos de elefantes en el Parque Nacional de Zakouma en Chad. Los dientes de marfil luego son enviados a Asia o intercambiados por armas. El hecho de que los Janjaweed estén utilizando dinero del comercio de animales silvestres para financiar el genocidio demuestra que dicho comercio no solamente es dañino para las especies involucradas sino también para las personas quienes se convierten en víctimas de los comerciantes.

El tráfico de drogas es conocido como el dominio de una gran cantidad de grupos de crimen organizado. Sin embargo, cómo esto se relaciona al comercio de vida silvestre aún no es de conocimiento popular. El comercio internacional de animales silvestres se ha convertido en un modo de vida sencillo para muchos criminales, quienes utilizan el dinero del comercio ilegal para financiar sus operaciones de droga o utilizan la vida silvestre para transportar sus productos. Se sabe que se han introducido drogas entre pieles de animales e incluso en animales vivos. Existen registros de loros que han sido enviados desde Bolivia hasta Holanda llenos con cocaína pura. Los animales vivos o las partes de animales también son intercambiados por drogas. El hecho es que, los elementos inmorales que ya forman parte del tráfico de drogas hacen que sea fácil que los criminales se muevan hacia el mercado de comercio de vida silvestre, el cual es lucrativo.

Resolviendo el problema

Uno se podría cuestionar cómo este problema tan preocupante es capaz de seguir sucediendo. Mientras que la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna (CITES) ha hecho un progreso significativo en la regulación del comercio legal de vida silvestre, a los criminales no les importa la ley. Incluso cuando se dan arrestos, la mayoría involucra a cazadores pobres de poca importancia, mientras que los grandes traficantes se escapan sin ser detectados. Los grandes grupos criminales tienen los fondos para desarrollar técnicas de tráfico avanzadas para evitar la captura de sus líderes.

El comercio ilegal de vida silvestre es ya repudiable por sí mismo, pero el hecho es que este negocio tan abominable también está financiando a algunos de los actos criminales más peligrosos y lastimosos de nuestro tiempo, demuestra la importancia de que los consumidores eviten la compra de productos de vida silvestre. 

  • Suscribirse
  • Take Action
  • Ayuda a proteger la vida silvestre de la crueldad: "No Compres Vida Silvestre" Firma el Compromiso