• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

September 16, 2008

Desarrollando Oportunidades para el Bienestar Animal en Perú

Humane Society International

Por Alex Gittelson

Aunque Perú es conocido por su exótica vida silvestre, bellos paisajes y gente amigable, el país también depende de caballos, burros, mulas y cabras domesticadas para sus ingresos y la subsistencia a largo plazo de la región. El transporte, la comida y muchos aspectos de la vida diaria no serían posibles sin estos animales.

Desafortunadamente, el cuidado y la alimentación adecuados no son fáciles de encontrar, especialmente en áreas rurales tales como al norte de Perú. Sin embargo, los esfuerzos de Humane Society International (HSI), la Asociación Médica Veterinaria de Humane Society (HSVMA por sus siglas en inglés, antes conocida como Servicios Veterinarios de Áreas Rurales) y la Asociación Humanitaria San Francisco de Asís (AHSFA) han llevado lejos la atención médica, la educación y la capacitación.

Brindando ayuda muy necesitada

Con base en Colán, cerca de Piura, el equipo viaja anualmente a varias comunidades para brindar atención a equinos de trabajo en todo el norte de Perú por un costo mínimo. Cada visita incluye vacunaciones, desparasitación, revisión de cascos, atención dental, castración y tratamiento por heridas y lesiones por arnés.

El cuidado de los cascos es crucial a causa del inclemente suelo peruano y se ha vuelto un aspecto principal de HSVMA, que brinda propiamente el cuidado médico y coordina a los voluntarios de los EE. UU. Los voluntarios en el 2008 incluyeron a dos veterinarios, seis estudiantes de tercer año de veterinaria y un técnico veterinario equino. El programa es una excelente experiencia para los estudiantes de veterinaria y HSI espera poder incluir aún más participantes peruanos en el futuro. Los voluntarios locales ayudan con todos los aspectos de la clínica y reciben instrucción sobre técnicas adecuadas de manejo de caballos, vacunación y desparasitación.

Cooperación local

AHSFA coordina todas las actividades de bienestar animal en la región. Para la clínica en Colán, ellos organizan a todos los trabajadores y voluntarios peruanos y realizan todo el trabajo previo tal como la publicidad para las clínicas, organizar las locaciones, trabajar con las municipalidades y otras entidades locales y encargarse de la alimentación y alojamiento de los voluntarios. AHSFA también ayuda a incorporar personal para las clínicas y con la ayuda de HSI, brinda lecciones de educación humanitaria a cualquiera, desde el personal hasta granjeros locales y niños que buscan saber más sobre los animales que sostienen sus vidas cotidianas.

Jessica Higgins, Administradora de Programas de HSI para Latinoamérica y el Caribe dice “Como mínimo, estamos llevando el concepto de cuidado veterinario al área de forma que, al hacerse disponible un buen cuidado veterinario localmente, las personas estarán más dispuestas a buscarlo.”

Situaciones a veces urgentes

En una calurosa tarde, el equipo fue puesto a prueba: Una cabra joven y enferma en avanzado estado de embarazo necesitaba una cesárea de emergencia para salvar su vida. La operación tendría que ser realizada en las condiciones de un campo polvoriento y el tiempo no jugaba a favor de los miembros del equipo. Desafortunadamente, la cría no sobrevivió a la operación, pero los esfuerzos de los voluntarios fueron suficientes para salvar a la madre de una muerte prematura.

Una relación en rápido desarrollo entre la comunidad y la AHSFA hace que muchos se sientan optimistas sobre una situación que parecía desesperada tan solo unos años atrás. Con más esfuerzos planeados para educar a las personas y brindar cuidado veterinario para los animales, el equipo confía en que los programas de bienestar animal se volverán más arraigados y las condiciones seguirán mejorando.

  • Suscribirse
  • Tomar Acción