• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

January 9, 2009

Los Tiburones Obtienen Protección Legal Internacional

Humane Society International

  • istockphoto.

Los tiburones están en serios problemas. El alto valor comercial de las aletas de tiburón para sopa de aleta de tiburón crea un fuerte incentivo económico para oponerse a las protecciones legales necesarias para detener la rápida disminución de las poblaciones. En una reciente reunión de un tratado de conservación, representantes de Humane Society International (HSI) lograron cabildear exitosamente a favor de mejorar las salvaguardas para algunas especies de tiburones y tomar pasos hacia la ampliación de la protección global.

Destino de cuatro especies

En una reciente reunión de la Convención sobre Especies Migratorias (CMS por sus siglas en inglés), que aborda la necesidad de cooperación internacional para la conservación de las especies migratorias de vida silvestre, los gobiernos miembros acordaron que cuatro especies de tiburones merecían atención especial debido a su estatus de conservación “desfavorable”. En otras palabras, estas especies están en grave peligro.

Propuestas presentadas por la Unión Europea y Croacia para poner en lista en el Apéndice II de la Convención al tiburón mielga (Squalus acanthias), tiburón cailón (Lamna nasus) y los tiburones mako de aleta corta y larga (Isurus oxyrhincus y Isurus paucus) fueron controversiales desde el comienzo.

Razones para el debate

Los tiburones son la primera especie altamente comercial que ha sido propuesta para su listado. Aunque pocos países se opondrían a la protección de los gorilas o las cebras, la lucrativa y generalizada explotación comercial de las especies de peces significa que cualquier propuesta para conservarlas enfrenta una oposición considerable.

Además, algunos países en el hemisferio sur, aunque aceptan que las poblaciones tiburones mielga y cailón están claramente amenazadas, creen que existen datos insuficientes para demostrar que una amenaza similar a las poblaciones del hemisferio sur.

Estas cuatro especies de tiburones son cotizadas por su carne y sus aletas, y están sujetos de presión de pesquerías intensas y otras amenazas mientras migran por las aguas de numerosos países. En particular, datos del Atlántico norte revelan serias disminuciones de las poblaciones.
 

Un resultado positivo

Después de un importante trabajo de cabildeo de parte de HSI y otras ONG para contrarrestar la fuerte oposición de Nueva Zelanda, Argentina y Chile, las Partes acordaron inscribir al tiburón cailón, a ambas especies de de mako y a la población del hemisferio norte del tiburón mielga en el Apéndice II. Si los listados son implementados por los estados miembros, esto debería producir protocolos de manejo para la aplicación de regulaciones protectoras.

Un acuerdo global para los tiburones

La reunión de la CMS fue seguida inmediatamente por otra reunión, especialmente convocada, para discutir un acuerdo hecho en el 2007 para establecer un instrumento global de conservación para los tiburones. Dos preguntas clave quedaron sin respuesta: ¿Debería el instrumento ser legalmente vinculante, o puramente voluntario? ¿Y debería cubrir solo las tres especies (ballena, tiburón peregrino y tiburón blanco) incluidas en los Apéndices en años anteriores, o deberían ser incluidas también las cuatro nuevas especies de la lista?

HSI y otras ONG se inclinaban por un instrumento legalmente vinculante pero, a pesar de la fuerte intervención de Kenia, la mayoría de las Partes tuvieron una opinión diferente y se acordó por consenso que el instrumento debería ser voluntario. Esto fue un corolario decepcionante ya que a la fecha, virtualmente todas las iniciativas voluntarias para los tiburones han resultado en la falta de acción.

Esperanza para la próxima oportunidad

Nueva Zelanda y otros no quisieron incluir a las especies recién incluidas en el instrumento, mientras que la Comisión Europea se pronunció fuertemente a favor de incluirlas. Desafortunadamente, no se alcanzó un acuerdo en esta reunión, y no se produjo un texto final. El texto final incluirá eventualmente un Plan de Acción, que deberá ser redactado por un grupo de trabajo intersectorial, que incluye a HSI, durante los próximos 11 meses. Una reunión adicional está planeada en noviembre del 2009, y se espera que el texto y el Plan de Acción estén terminados para entonces. Trabajaremos para hacer al Plan de Acción tan fuerte como sea posible y para continuar incrementando la protección para los tiburones en este y otros instrumentos legales internacionales así como en las regulaciones domésticas de los países. 

  • Suscribirse
  • Take Action
  • Ayuda a detener la crueldad innecesaria y a salvar a especies en peligro: Dile NO a los productos de aleta de tiburón. Firma el Compromiso ahora