• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

July 3, 2012

Día Dos en la CBI 64

La cacería aborigen de subsistencia de ballenas fue la protagonista

Humane Society International

  • Una propuesta de San Vicente y las Granadinas para cazar ballenas jorobadas, como las que se ven aquí, fue aprobada en el segundo día. Douglas J. Hoffman

  • Rebecca Regnery (derecha) y Grettel Delgadillo de HSI están trabajando fuertemente por la protección de las ballenas. HSI

por Bernie Unti

Un conjunto de tres cuotas distintas de cacería aborigen de subsistencia de ballenas (ASW por sus siglas en inglés) para los Estados Unidos, Rusia y San Vicente y las Granadinas, agrupadas en una misma propuesta, fue aprobado con una votación de 48 a 10 durante el segundo día de la CBI 64, gracias al fuerte apoyo generado por el gobierno de los Estados Unidos. Los EE. UU. habían realizado una importante labor preliminar para facilitar la aprobación de la propuesta conjunta de seis años para ASW, la cual no buscaba aumentos sobre los niveles previos para los tres países. Su aprobación tuvo como resultado el descontento de los países del bloque latinoamericano y de aquellos compartían su posición, aunque al final la mayoría de estos no pudieron hacer frente a la inexorable presión impuesta por los Estados Unidos a través de diversos canales.

La controversia generada durante el Día Dos se enfocó en la cuota anual de cuatro ballenas jorobadas que solicitaba San Vicente y las Granadinas, donde la cacería de ballenas tiene lugar en Bequia, la mayor de las islas de ese país, y sobre la propuesta independiente de Groenlandia para una mayor cacería ASW. A pesar de atraer un mayor grado de escrutinio que en años anteriores, la propuesta de San Vicente y la Granadinas fue aprobada en parte al hecho de estar ligada a la cuota de los EE. UU.

¡Tú puedes ayudar! Toma acción ahora para salvar a las ballenas.

Muchos países expresaron su deseo de votar por separado sobre la propuesta conjunta, pero sin éxito. Ante una diplomática solicitud por parte del bloque latinoamericano para separar la propuesta para Bequia de las otras dos, el Comisionado de los EE. UU. Doug DeMaster manifestó la decisión absoluta de los EE. UU., Rusia y San Vicente y las Granadinas de mantener junto el paquete. Y punto.

Groenlandia, que busca un aumento en la cuota, deberá hacerlo por cuenta propia. La Comisión determinará el resultado de la propuesta en el transcurso de la semana.

¿Por qué el paquete?

Durante varias semanas previas a la CBI 64, la delegación de los Estados Unidos propuso y defendió tanto la cuota para Alaska como la táctica del agrupamiento, la cual diseño como una estrategia para ponerle fin a las maniobras de Japón, que bloqueó las cuotas ASW durante la CBI 54 realizada en Shimonoseki, Japón en el 2002. Japón hizo eso ese año como parte de un esfuerzo por lograr la aprobación de su propio tipo menor de cacería costera comercial de ballenas, levantando así la moratoria global a la cacería comercial de ballenas.

En Anchorage en el 2007, los EE. UU. sacaron la artillería pesada para lograr la cuota de cinco años para Alaska, decididos a evitar otra situación como la de Shimonoseki. Este año repitieron la jugada con el mismo objetivo.

Lea la declaración de apertura para la CBI 64 de HSI.

Un grupo de países se manifestó en contra de la propuesta conjunta y en particular de la cuota para San Vicente y las Granadinas. La cacería de ballenas no es una práctica de los pueblos aborígenes nacionales de ese país, tal y como lo señaló a la Comisión un nativo de Bequia en una de las escasas oportunidades disponibles para la participación de ONG. Además, como lo documenta un nuevo reporte del Animal Welfara Institute, los cazadores de ballenas de Bequia, descendientes de un inmigrante escocés, han matado en repetidas ocasiones a hembras con ballenatos y cometido otras infracciones, se han rehusado de forma consistente a brindar información sobre sacrificio humanitario y necesidades alimenticias, y rehúsan brindar identificación fotográfica de las colas de las ballenas. Desafortunadamente, la CBI ha obviado estas deficiencias y renovado esta cuota seis veces en treinta años.

¿Quién está cazando la mayoría de las ballenas?

Juntas, las cacerías aborígenes de subsistencia de ballenas de los Estados Unidos, Rusia y Groenlandia significaron varios cientos de ballenas durante el transcurso del último año. Por su parte Japón, Noruega e Islandia cazan más de 1000 ballenas anualmente. Sin embargo, en el 2012, cuando la Comisión Ballenera Internacional está considerando cuotas para la cacería aborigen de subsistencia de ballenas, lo cual ocurre cada cinco años, los mayores países cazadores de ballenas parecen estar fuera del foco de atención. Y esto es justo lo que ellos quieren. Dona y toma acción ahora.

El Dr. Bernard Unti es asesor sénior de política y asistente especial del Director Ejecutivo/Presidente de la Humane Society of the United States, y es delegado de Humane Society International ante la CBI.

  • Suscribirse
  • Tomar Acción