• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

January 23, 2013

Esterilización/Castración en Roatán, Honduras

Humane Society International

  • Un cachorrito sin hogar que rápidamente se volvió amistoso al recibir cariño y atención. Alex Rothlisberger/HSI

  • Un cachorrito tímido junto al personal de HSI. Alex Rothlisberger/HSI

  • Dando un beso. Alex Rothlisberger/HSI

  • El perro con sarna. Alex Rothlisberger/HSI

  • Perros en un vertedero de basura. Alex Rothlisberger/HSI

  • Esperando su turno para la cirugía. Alex Rothlisberger/HSI

  • Una camada de cachorritos. Alex Rothlisberger/HSI

  • En recuperación de la cirugía. Alex Rothlisberger/HSI

  • Capacitación de veterinarios. Alex Rothlisberger/HSI

por Alexandra Rothlisberger

Recientemente, HSI viajó a Roatán, Honduras para ayudar a mejorar las capacidades de los grupos de bienestar animal y de los veterinarios locales y para demostrar los beneficios de una clínica móvil de esterilización/castración. Visitamos un área económicamente deprimida, en donde las familias duermen en pisos de tierra y alimentan a sus animales con huesos de pollo, poniendo involuntariamente en riesgo de asfixia a sus animales por una sobra que ellos consideran un premio.

Agradecidos por la ayuda

Allí, organizamos una jornada de esterilización/castración de una semana en el corazón de la comunidad y les dimos la bienvenida tanto a niños como adultos que trajeron a sus animales para la cirugía. También realizamos visitas a domicilio, durante las cuales fuimos siempre recibidos con una sonrisa, como también fueron recibidos los animales al volver a casa luego de su cirugía de esterilización/castración.

Nuestro trabajo fue agradecido y la necesidad de la esterilización/castración ampliamente entendida; la mayoría de las casas tenían o un perro o un gato que había llegado un día y que había decidido quedarse.

El cariño hace la diferencia

Durante esta jornada, fue desconsolador ver a tantos perros necesitados de afecto. Estaban muy nerviosos y a algunos tuvimos que atraparlos, pero en el momento en que yo o alguien más nos sentábamos con calma junto a uno de ellos y les acariciábamos la frente, se acurrucaban con nosotros.

Dona hoy para ayudar a perros como estos.

Dos perros en especial quedaron grabados en mi mente. El primero fue una cachorrita abandonada de cinco meses tan escasamente socializada que necesitó de la motivación del alimento para poderla ingresar en una jaula. Una vez adentro, arañó y mordió la puerta, ignorándonos totalmente en medio de su determinación por escapar.

En apenas un día, era un animal diferente. Estando severamente deshidratada y malnutrida cuando la encontramos, con el pasar de la semana empezó a ganar peso y a confiar en los humanos. Hoy, está recibiendo entrenamiento de conducta para luego partir hacia su nuevo hogar permanente.

El segundo perro que nunca olvidaré estaba totalmente afectado por la sarna, sin un solo pelo, y pertenecía a una de las hijas menores de una madre soltera que vive al lado de un vertedero de basura.

Llevamos al perro para chequeo y tratamiento ya que estaba terriblemente adolorido de una de sus patas delanteras, pero apenas podía mantenerse quieto para sentarse con nosotros. En vez de eso insistía en correr detrás de la pequeña, quien estaba jugando en el patio junto a su hermana. La niña ama a su perro y viceversa; el problema en la piel no afecta esta relación.

Cambiando vidas

Este proyecto fue parte del compromiso de HSI para crear programas sostenibles para mejorar las vidas de los animales de compañía y a sus comunidades alrededor del mundo. Nuestra esperanza es que tantos perros y gatos como sea posible tengan una segunda oportunidad. Ayuda a hacer esto posible.

Alexandra Rothlisberger es Administradora de Programas de Animales de Compañía de HSI para Latinoamérica y el Caribe.

  • Suscribirse
  • Tomar Acción