• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

May 23, 2013

La Cultura Nunca Es Excusa para la Crueldad hacia los Animales

Humane Society International

  • La crueldad hacia los animales corroe las bases de la sociedad . HSI

por Kitty Block

Las corridas de toros, un horrible espectáculo de abuso hacia los animales que culmina con la lenta y tortuosa muerte de un animal que ha sido provocado y herido repetidamente con cuchillos y espadas, se encuentran, con justa razón, en declive. El tormento y muerte de los animales por diversión jamás podrá ser aceptable.

Con cada vez más países que se oponen a esta forma de crueldad, es claramente inapropiado que miembros de la Cámara de Representantes de España estén debatiendo legislación que ayudaría a promover y proteger las corridas de toros y reconocerlas como patrimonio cultural bajo los términos de la Convención de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

En el siglo XXI, la violencia gratuita hacia los animales ya no puede esconderse detrás de excusas culturales.

Esta campaña para proteger a las corridas de toros es un intento desesperado de resucitar una industria comercial agotada que tanto el público como los políticos alrededor del mundo están abandonando. En la última década, una multitud de gobiernos locales y regionales han prohibido este cruel deporte de sangre, y muchos más están considerando acciones similares.

Toma acción en contra de las corridas de toros aquí.

Apoyo menguante

Incluso en países donde tradicionalmente han prosperado las corridas de toros, el apoyo está menguando y los patrocinadores no están ganando suficiente dinero para mantenerlas con vida. De acuerdo al Ministerio de Cultura de España, entre el 2007 y el 2011 el número de corridas cayó de 3,650 a 2,290 al año, una cifra que se cree ha disminuido aún más durante el 2012. La Encuesta sobre Hábitos y Prácticas Culturales en España 2010-2011 del Ministerio afirma que la cifra anual de asistencia a las corridas de toros es de apenas 8.5 por ciento de la población [pdf, p20].

Para gran satisfacción en el 2010, políticos en Cataluña, España, votaron para prohibir las corridas de toros en esa región. La última plaza de toros en Barcelona ha cerrado, y un popular complejo de compras y entretenimiento ha sido creado en el sitio de una antigua plaza en la ciudad.

Subsidios

Este deporte de sangre está siendo subsidiado cada vez más por los gobiernos, un uso totalmente inapropiado de fondos públicos. Los subsidios están hechos para propiciar el bien común y  ayudar a la sociedad; las corridas de toros no entran dentro de esa categoría de ninguna forma. Una reciente encuesta de opinión pública de Ipsos MORI reveló que el 76 por ciento de los ciudadanos españoles se oponen al uso de fondos públicos para apoyar a la industria de las corridas de toros.

Desensibilizando ante la violencia

La crueldad hacia los animales corroe las bases de la sociedad con efectos serios, siendo el más evidente la tendencia a desensibilizar a los niños ante la violencia. El gobierno español no debería proteger y promover pasatiempos tan crueles.

Humane Society International reprueba cualquier iniciativa para que esta forma de crueldad sea declarada patrimonio cultural, bajo los términos de la UNESCO o de cualquier otro gobierno electo.

Conoce más acerca de nuestra campaña contra corridas de toros y toma acción para ayudar.

Kitty Block es la vicepresidenta de Humane Society International.

  • Suscribirse
  • Take Action
  • Ayude a acabar con las corridas de toros Tome Acción Ahora