• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

January 8, 2014

Smithfield sigue cambiando las reglas de juego--para los cerdos

Por Wayne Pacelle, Presidente de la HSUS, la organización hermana de HSI

A Humane Nation--Wayne Pacelle's Blog

  • HSI

Durante más de una década, la organización de protección animal estadounidense Humane Society of the United States se ha enfocado en poner fin a la práctica de utilizar jaulas pequeñas y restrictivas (conocidas como jaulas de gestación), dentro de la industria porcina, para confinar a cerdas para cría. En 2007, Smithfield Foods, la mayor empresa de productos porcinos del mundo, abrió un nuevo camino al anunciar que para el año 2017, el 100 por ciento de sus operaciones propietarias de cría serían libre de estas jaulas. Pero mientras la mayoría de las cerdas para cría en el sistema de suministro de Smithfield se encuentran en las instalaciones en propiedad de la empresa, una gran parte todavía provienen de sus contratistas. Esta diferencia significa que una población muy importante de cerdas de Smithfield permanecería en jaulas de gestación indefinidamente. Esta semana, Smithfield anunció que va a corregir esa deficiencia.

A raíz de los recientes anuncios de más de 60 de los más grandes minoristas de alimentos del mundo – McDonald’s, Burger King, Safeway, Costco, Oscar Mayer y docenas más—que van a eliminar las jaulas de gestación de sus cadenas de suministro en Estados Unidos, Smithfield ha decidido ampliar su plan para eliminar las jaula de gestación, e incluir a los contratistas independientes en su sistema de cría. Específicamente, Smithfield está pidiendo a sus contratistas que si hacen planes para deshacerse de sus jaulas de gestación, sus contratos serán extendidos; si se niegan a modificar de sistema, será poco probable que se renueven sus contratos. Tendrán ocho años para hacer la conversión—un largo plazo, para estar seguro, pero un camino de bienvenida hacia adelante, por medio de una pronta conversión significando mejores contratos.

El progreso continuo de Smithfield para poner fin al confinamiento de por vida de las cerdas significa que otros grandes jugadores en la industria tienen poco margen de maniobra. Este principal productor le está diciendo al mundo que una transición de las jaulas de gestación no es sólo una aspiración, pero ya está siendo puesta en acción, es económicamente viable y es probable que se alcance en el corto plazo. Continuamos ayudando a los principales minoristas de alimentos a comprometerse a suministrar sólo de productores que no utilizan las jaulas de gestación y esperamos que esta ola de anuncios continúe. Mientras tanto, nueve estados en Estados Unidos han prohibido la confinación en jaulas de gestación, y un número de estados considerarán una legislación similar este año.

Algún día, en un futuro no muy lejano, todas las personas considerarán la era de la inmovilización de cerdas en jaulas apenas más grandes que sus cuerpos como un capítulo triste en la historia de la agricultura estadounidense. Muchas personas, una vez que se complete la transición, se preguntarán cómo los líderes de la industria defendieron por tanto tiempo esta forma de privación y miseria cotidiana a los animales y cómo los legisladores y otras personas en posiciones de poder no hicieron algo al respecto antes.

  • Suscribirse

    ¡Únete a nuestra comunidad en línea!

  • Tomar Acción