• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

August 3, 2015

Tiempo de que las principales aerolíneas dejen de transportar trofeos de cacería

A Humane Nation--Wayne Pacelle's Blog

  • Cecil con dos de sus cachorros. Brent Stapelkamp

Actualización: Desde la publicación de este blog,numerosas aerolíneas y otras compañías se han unido a la lista de quienes han prohibido el transporte de trofeos de animales (ver los detalles abajo). Esto era justo lo que esperábamos e instamos a otros a seguir su ejemplo.

La conducta del Dr. Walter Palmer al matar y mutilar al león Cecil es vergonzosa. Pero el suyo no es un caso aislado. Él es un apasionado participante de un fenómeno más amplio de cacería de trofeos por todo el mundo, en la cual cazadores adinerados buscan y matan a algunas de los más grandes animales del mundo para decorar sus salas o museos privados, inscribir sus nombres en los registros oficiales del Safari Club International  y alardear ante sus amigos de que mataron a las más grandes y majestuosas criaturas de la tierra.

Pídele a las principales aerolíneas que dejen de transportar trofeos de cacería.

Ahora, inevitablemente, un segundo personaje ha salido a la luz: Jan C. Seski, un ginecólogo de Pittsburg, por la posible muerte ilegal de un león en circunstancias similares en abril pasado. Además del león que mató, el Dr Seski también le disparó a su sexto elefante durante ese viaje. (Aparentemente también amenazó con dispararles a los perros de su vecino, en caso de que alguien todavía tuviera dudas de que estamos hablando de un matón desalmado).

Pero de verdad, ¿qué les pasa a estas personas? ¿Por qué están tan obsesionadas con matar a los animales más grandes y magníficos del mundo y privarnos a todos los demás del placer de compartir este mundo con estas criaturas?  ¿Qué es lo que les provoca tantas emociones al matar animales de esta forma?

Se ha sabido que tras la muerte de Cecil, Palmer solicitó ayuda para encontrar un elefante con colmillos de un cierto tamaño. Tan sólo abandonó el país tras ser informado por su guía de que no podrían ayudarle con eso.

A los cazadores de trofeos les gusta justificar su pasión por la cacería diciendo que los gastos en que incurren promueven la conservación. Esto es absurdo, simplemente una conveniente cortina de humo.

Un reporte económico del 2013 demostró lo que cualquiera con dos dedos de frente sabe: estos animales son más valiosos vivos que muertos. Kenia, que prohibió la cacería de trofeos en la década de 1970, tiene una industria de ecoturismo que aporta mucho más de lo que la cacería de trofeos le produce a Suráfrica en su totalidad.

El hecho es que la cacería de trofeos de leones, elefantes y rinocerontes representa una pérdida de ingresos netos para las economías africanas. Los cazadores de trofeos gastan algún dinero, pero privan a los parques, reservas y otras áreas naturales de animales maravillosos que son la verdadera atracción: los animales que atraen a incontables personas dispuestas a gastar dinero para ver y estar cerca de ellos. Desde esa óptica, los cazadores de trofeos son como ladrones de banco que dejan algunos billetes perdidos.

South African Airways suspendió hace algunos meses el transporte de trofeos de cacería desde África, incluyendo las cabezas de leones muertos en eventos de cacería cerrada en el país. Pero recientemente, bajo la presión del Safari Club International y otros grupos favorables a la cacería de trofeos, se reanudó el transporte. Emirates Airlines, por otra parte, se ha mantenido firme en no aceptar trofeos de cacería de leones, elefantes y rinocerontes. Digámosles a las principales aerolíneas que ya es hora de que acaben definitivamente con el transporte leones africanos, elefantes, rinocerontes, leopardos y búfalos africanos, las llamadas “Cinco Grandes” especies de África. Este reconocimiento a los “logros de cacería” conduce a conductas vergonzosas y las aerolíneas no deberían ofrecer un vehículo de escape para el asalto que realizan los cazadores de trofeos.

Utilizar fortunas para matar animales magníficos del mundo es un desperdicio de las riquezas que estas personas han recibido. Si los cazadores de trofeos de verdad apoyan la conservación, deberían hacer un buen uso de su patrimonio y dejar de propagar la destrucción, el dolor y la muerte.

Honremos a Cecil pidiéndoles a las aerolíneas que no transporten trofeos de cacería y después considera hacer una donación para ayudar a detener el abuso en contra de la vida silvestre.

Más y más compañías se rehúsan a participar en este drama:

No a los trofeos de cacería: Etihad Airways, KLM, Air Europa, Virgin Atlantic, Virgin Australia, Virgin America, Brussels Airlines, Qatar Airways, Air France, British Airways, IAG Cargo, Qantas, Singapore Airways, Austrian Airlines, Binter Canarias, JetBlue (no a los trofeos ni a las especies protegidas por CITES), Comair, Hawaiian Airlines, CityJet, LOT Polish Airlines, Aer Lingus, Ethiopian Airlines, Iberia Airlines, Finnair (incluyendo pieles), Vueling Airlines, Aeroméxico, FastJet, The Mediterrenean Shipping Company, ParcelForce, airberlin.

No al transporte de las “Cinco Grandes” especies de África: Air Canada, WestJet, CargoJet, American Airlines, United, Delta, Air New Zealand, Condor.

Además:

  • Emirates (embargo a los animales y plantas incluidos en el Apéndice I de CITES; trofeos de cacería de elefantes, rinocerontes, tigres y leones)
  • Lufthansa Cargo (no a los trofeos de fauna africana para su transporte desde África
  • Swiss International Air Lines (no al transporte de especies del Apéndice I de CITES; ni ningún tipo de partes de león)
  • SriLankan Airlines (no a los trofeos de cacería/juego ni ninguna parte de un animal muerto en la naturaleza o considerado como en peligro o protegido)
  • Turkish Airlines (no a los trofeos de cacería, a las aletas de tiburón, a los restos de animal en estado natural o procesados, a los animales para efectos de investigación, a los animales sin vida, a los animales vivos infectados, a los mamíferos preñados, a los roedores, a los animales venenosos)
  • Suscribirse
  • Take Action
  • ¡Pídele a las principales aerolíneas que dejen de transportar trofeos de cacería! Tome Acción Ahora