• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

September 10, 2010

HSI Apoya Taller Regional Sobre Aleteo de Tiburón en Costa Rica

Humane Society International/Latin America

PUNTARENAS, Costa Rica (10 de setiembre del 2010) – Un taller de dos días sobre conservación de tiburones, organizado por la autoridad de pesca de Costa Rica INCOPESCA y apoyado por las organizaciones no-gubernamentales Pew y Humane Society International, se llevó a cabo en el puerto costarricense de Puntarenas. El taller, al cual asistieron delegados de 13 países de Norte, Centro y Suramérica, estuvo dedicado a los aspectos técnicos de la descarga de tiburones con sus aletas naturalmente adheridas a sus cuerpos.

El método de “aletas adheridas” ha ganado reconocimiento a nivel internacional debido a que es la mejor respuesta para terminar con la práctica del aleteo y asegurar una menor captura de tiburones. La Asamblea General de las Naciones Unidas, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y el proceso de revisión del acuerdo sobre Poblaciones de Peces de la ONU han recomendado la adopción de políticas de “aletas adheridas”.

Según dijo Antonio Porras de INCOPESCA, “Este taller es parte de los esfuerzos continuos de Costa Rica para promover políticas de aletas adheridas a nivel global, por lo que me complace que tantos conservacionistas hayan podido asistir. Pretendemos seguir abogando para que este método sea adoptado por países de forma individual así como por las Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera.”

Durante una reunión del Comité de Pesquerías de la FAO el año anterior, Costa Rica ofreció compartir sus conocimientos técnicos sobre el procesamiento de tiburones que han sido descargados con sus aletas adheridas y sugirió que se realizara un taller para que otros países pesqueros pudieran familiarizarse con el proceso. Desde el 2004, la ley costarricense exige que todos los tiburones sean llevados a puerto con sus aletas parcialmente adheridas de forma natural.

Los delegados pudieron conocer la experiencia de INCOPESCA en la descarga de tiburones con sus aletas parcialmente adheridas, así como compartir sus propias experiencias. También visitaron los muelles para observar la descarga de tiburones.

“Las discusiones sobre cómo evitar el aleteo de tiburón se han prolongado durante años,” dijo Rebecca Regnery, directora adjunta de vida silvestre para HSI. “Ya es tiempo de superar las discusiones y aceptar de una vez por todas que el método de aletas adheridas es la mejor, y de hecho al única, forma de ponerle fin a la derrochadora y salvaje práctica del aleteo de tiburón.”   

Antecedentes:

  • Los tiburones son superpredadores cuya supervivencia afecta a todas las otras especies marinas y a la totalidad de los ecosistemas marinos.
  • El “Aleteo” se refiere a la práctica de cortar las aletas y arrojar el resto del tiburón de vuelta al mar. Se estima que decenas de millones de tiburones mueren cada año para suplir la creciente demanda de sopa de aleta de tiburón.
  • Por cientos de años, la sopa de aleta de tiburón ha sido un símbolo de estatus social y una forma tradicional de hacer alarde de riqueza en Asia del este. Países como China (incluyendo a Taiwán y Hong Kong), Singapur, Malasia, Japón y Tailandia importan miles de toneladas métricas de aletas de tiburón cada año.
  • La práctica del aleteo de tiburón se ha vuelto global y ha tenido como resultado severos declives en las poblaciones de tiburones. A diferencia de otras especies de peces, los tiburones producen pocas crías y maduran lentamente, lo que implica que las poblaciones sobreexplotadas pueden tardar años y hasta décadas en recuperarse.
  • La mayoría de la países pesqueros no cuentan con prohibiciones al aleteo, mientras que otros exigen que las carcasas sean almacenadas pero permiten que las aletas sean cortadas en alta mar, siempre y cuando estas no representen más del 5 por ciento del peso del tiburón al ser descargadas. Esto ha provocado prolongadas discusiones acerca de la interpretación “correcta” de esta proporción de aletas. Adicionalmente, existen dudas acerca de la disponibilidad de recursos para garantizar el cumplimiento de esta regla, que exige el pesaje de cada captura de tiburón que llega a puerto.
  • Las políticas de aletas adheridas no requieren pesaje, lo que facilita la supervisión. La conservación de tiburones se ve ampliamente favorecida por las políticas de aletas adheridas, ya que los pescadores deben almacenar cada tiburón que capturan, reduciendo las capturas totales y garantizando la utilización plena de las carcasas así como la disminución del desperdicio.

-30-

Síga a HSI en Twitter.

Humane Society International y sus organizaciones asociadas constituyen una de las mayores organizaciones de protección animal del mundo, respaldada por 11 millones de personas. Por cerca de 20 años, HSI ha luchado por la protección de todos los animales a través del cabildeo, la educación y programas de campo. Celebrando a los animales y confrontando la crueldad alrededor del mundo. En la web en hsi.org.

  • Suscribirse
  • Take Action
  • Ayuda a detener la crueldad innecesaria y a salvar a especies en peligro: Dile NO a los productos de aleta de tiburón. Firma el Compromiso ahora

Media Contact List2