• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

May 3, 2012

HSUS y HSI Publican un Informe Detallando los Riesgos a la Salud Humana Asociados al Consumo de Carne de Caballo Proveniente de EE.UU.

Humane Society International

  • Además de causar gran dolor y sufrimiento a los animales, el consumo de carne de caballo conlleva considerables riesgos para la salud. Jennifer Kunz/The HSUS

WASHINGTON—Humane Society International, junto con su organización matriz The Humane Society of the United States, publicaron un informe que detalla los riesgos a la seguridad alimentaria relacionados con el consumo de carne de caballo de origen estadounidense. Los caballos en EE.UU. son principalmente utilizados como animales de compañía o de competencia y por lo tanto no son tratados de la misma manera que los animales criados para el consumo humano. A los caballos usualmente se les administran productos farmacéuticos y otras sustancias que han sido prohibidas para su uso en animales de producción por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) y la Unión Europea, que son tóxicas si se ingieren, o cuyos efectos por  ingestión nunca han sido probados.

"El sacrificio de los caballos estadounidenses representa un riesgo potencialmente grave para la salud de los consumidores humanos, sin embargo, decenas de miles de caballos siguen siendo sacrificados por su carne", dijo el Dr. Michael Greger, director de salud pública y agricultura animal para la HSUS, HSI y el Instituto para la Ciencia y la Política de The Humane Society. "Las nuevas medidas puestas en marcha en la Unión Europea para hacer frente a este riesgo son pasos vitales para garantizar que los caballos a los que se les  administrada regularmente con Fenilbutazona y otras sustancias prohibidas en la UE se mantengan fuera de la cadena de sacrificio".

Los estadounidenses no consumen caballo, pero cada año más de 100.000 caballos de Estados Unidos son transportados para ser sacrificados en Canadá y México, y la carne se exporta para su consumo en la Unión Europea y Japón. Estudios demuestran que los caballos de origen estadounidense representan un gran porcentaje de la producción total de los mataderos de Canadá y México. Las auditorías de los mataderos mexicanos llevadas a cabo por la Oficina de Alimentos y Veterinaria de la Comisión Europea han encontrado carne de caballo que contiene residuos nocivos de algunas sustancias prohibidas en la UE. Un estudio de los historiales médicos de los caballos de carrera enviados al sacrificio demuestra que los caballos con un historial de uso de fenilbutazona están apareciendo en los mataderos a pesar de que EE.UU. y otros países prohíben el uso de esta sustancia en animales de producción. Fenilbutazona, comúnmente llamado "bute", es un anti-inflamatorio dado regularmente a los caballos, y es conocido como peligroso para los seres humanos, incluso en pequeñas cantidades.

En el 2009, la Unión Europea introdujo nuevos requisitos de importación con respecto a los residuos de medicamentos veterinarios. La carne de animales tratados con ciertas sustancias, como el bute, no es elegible para la exportación a la UE y es excluido por completo de la cadena alimentaria. Por lo tanto los países que desean exportar carne de caballo a la UE deben asegurarse de que todos los caballos presentados para el sacrificio en los mataderos certificados por la UE tengan un documento de identificación equina y un registro de tratamiento veterinario que lista a todos los medicamentos que se han administrado en los últimos seis meses, y a partir del 2013, los registros de medicamentos de por vida será necesarios. Estos requisitos de importación harían que casi todos los caballos estadounidenses sean inelegibles para su sacrificio y exportación a la UE.

Las organizaciones The Humane Society of the United States y Front Range Equine Rescue han presentado peticiones legales ante la FDA y el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés) para bloquear el sacrificio de caballos de compañía, de trabajo, salvajes y de entretenimiento, debido a los riesgos a la salud asociados con el consumo de su carne. La petición documenta más de 110 ejemplos de drogas y otras sustancias que son, o deberían ser, prohibidas en caballos destinados al consumo humano, describe la forma horrible en que los caballos mueren en los mataderos y describe la devastación ambiental que se ha asociado con dichas instalaciones.

Lea el informe completo (en inglés): http://www.humanesociety.org/assets/pdfs/farm/report_food_safety_horse_slaughter.pdf.

Datos sobre el sacrificio de caballos 

  • A pesar de que los caballos no son sacrificados para el consumo humano en EE.UU., los caballos están siendo sometidos a un intenso sufrimiento y abuso al ser transportados para ser sacrificados al otro lado de la frontera. Imágenes encubiertas muestran a caballos vivos siendo arrastrados, azotados y hacinados en camiones con temperaturas interiores que llegan a los 43 grados. Los caballos son transportados por más de 24 horas seguidas sin comida, agua o descanso. Las yeguas preñadas, potros, caballos heridos, e incluso los caballos ciegos tienen que soportar el viaje.
  • En noviembre del 2011, el Congreso de EE.UU. decidió no renovar la prohibición de usar impuestos para facilitar el sacrificio de caballos. La prohibición había estado vigente durante cinco años, y la moción potencialmente abre la puerta para el regreso de los mataderos de caballos en EE.UU, a pesar de una amplia oposición a la práctica. El USDA ha documentado un historial de abuso y crueldad en instalaciones estadounidenses, incluyendo a empleados azotando a los caballos en la cara, caballos dando a luz en los mataderos y caballos que llegan con heridas horribles.
  • No son sólo los caballos viejos o los enfermos los que son sacrificados. Estadísticas del USDA muestran que el 92 por ciento de todos los caballos enviados al sacrificio llegan en condición "buena", lo que significa que son saludables y podrían pasar a llevar una vida productiva.
  • El sacrificio de caballos de hecho impide el rescate de caballos. En las subastas de caballos, las ofertas de los operadores de los rescates son rutinariamente superadas por los compradores representando a los mataderos.
  • La operación de los mataderos de caballos tiene un impacto ambiental negativo. Las tres últimas instalaciones que cerraron en EE.UU violaban las leyes ambientales locales relacionadas con la descarga de sangre y otros materiales de desecho.
  • El Congreso de EE.UU. está considerando legislación para evitar que se abran nuevos mataderos de caballos en EE.UU. y para detener la exportación de caballos estadounidenses con el propósito del sacrificio.

-30-

Siga a HSI en Twitter.

Humane Society International y sus organizaciones asociadas constituyen una de las mayores organizaciones de protección animal del mundo, respaldada por 11 millones de personas. Por cerca de 20 años, HSI ha luchado por la protección de todos los animales a través del cabildeo, la educación y programas de campo. Celebrando a los animales y confrontando la crueldad alrededor del mundo. En la web en hsi.org.

La organización Humane Society of the United States es la mayor organización de protección animal a nivel nacional en los EEUU.  Por más de medio siglo, HSUS ha luchado por la protección de todos los animales a través del cabildeo, la educación y programas de campo. Celebrando a los animales y confrontando la crueldad – en la web en humanesociety.org.

  • Suscribirse

    ¡Únete a nuestra comunidad en línea!

  • Tomar Acción
Media Contact List2