• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

October 31, 2012

Carnival Corporation se convierte en la primera empresa de cruceros en comprometerse a eliminar controversiales jaulas para cerdas de su cadena de suministro

Humane Society International felicita a la mayor empresa mundial de cruceros

Humane Society International

Humane Society International felicita a la compañía Carnival Corporation, la mayor empresa mundial de cruceros con sede en Miami, por mejorar el bienestar animal con su esfuerzo por eliminar las controversiales jaulas de gestación para cerdas de su cadena de suministro de carne porcina. Las diminutas jaulas son utilizadas para virtualmente inmovilizar a las cerdas de cría.

“Carnival Corporation & plc apoya el movimiento para descontinuar el uso de las jaulas de gestación por parte de la industria porcina y trabajará para garantizar que nuestro propio suministro de carne porcina quede libre de estas jaulas para el 2022,” dijo James Van Langen, vicepresidente de sistemas de gestión para Carnival Corporation & plc.

“Las personas simplemente no apoyan el confinamiento de animales en jaulas tan pequeñas que ni siquiera pueden darse la vuelta, y reconocer este hecho es a la vez una decisión ética como una buena política de negocios por parte de Carnival,” declaró Elissa Lane, gerente de campañas para el Departamento de Animales de Producción para HSI. “Humane Society International apoya el avance de Carnival y esperamos trabajar con empresas a lo largo de Latinoamérica en políticas similares.”

Las empresas Oscar Mayer, McDonald’s, Burger King, Wendy’s, y Costco, así como otras importantes empresas alimentarias en los EE. UU., han hecho anuncios similares recientemente los cuales indican un cambio en torno a la práctica por parte de la industria porcina, de confinar día y noche a la mayoría de las cerdas reproductoras en jaulas de gestación a lo largo de los embarazos de cuatro meses de duración. Dichas jaulas son aproximadamente del mismo tamaño que el cuerpo de los animales y están diseñadas para evitar que los animales ni tan siquiera puedan darse la vuelta. Posteriormente, las cerdas son transferidas a otra jaula en donde dan a luz, son re-impregnadas y puestas nuevamente en las jaulas de gestación. Ello ocurre parto tras parto a lo largo de toda su vida, lo que representa años de virtual inmovilización. Este sistema de confinamiento ha sido criticado por veterinarios, porcicultores, activistas para la protección animal, científicos enfocados en el comportamiento animal, consumidores y otros.

Hechos

  • Nueve estados de los EE.UU. han aprobado leyes que prohíben el confinamiento de cerdas reproductoras en jaulas de gestación. En Nueva Zelanda y el estado australiano de Tasmania, éstas están siendo eliminadas.
  • La reconocida científica en bienestar animal y asesora de la industria porcina, la Dra. Temple Grandin, ha sido clara en este tema: “El confinar a un animal a un recinto en el que ni siquiera puede darse vuelta no representa una vida digna”. Grandin añade además que “debemos darle buen trato a los animales, y las jaulas de gestación deben desaparecer”.
  • Las más importantes empresas porcicultoras Smithfield y Hormel se han comprometido a eliminar para antes del año 2017 el uso de jaulas de gestación en las instalaciones en los EE. UU. que son propiedad de dichas empresas y Cargill ya ha eliminado el 50 por ciento de dichas jaulas.
  • Vea un video encubierto de una instalación de cría intensiva de Smithfield aquí.  

-30-

  • Suscribirse
  • Tomar Acción
Media Contact List2