• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

March 19, 2015

Perros rescatados de Granja de Carne de Perro están seguros en California

Humane Society clausura segunda granja, para acabar con la crueldad del comercio de carne de perro y para encontrar hogares amorosos para los perros

Humane Society International

Humane Society International y la Change for Animals Foundation rescataron a cincuenta y siete perros y cachorros de una granja de carne de perro en Corea del Sur. Los perros están ahora en camino a sus nuevas vidas en el norte de California. Entre estos se encuentran desde Beagles, Poodles y perros de Chindo hasta grandes Tosa que habían pasado todas sus vidas en pequeñas jaulas, sucias y hacinadas, expuestas al clima de la granja, en espera de ser sacrificados por su carne.

Millones de perros a través de Asia sufren debido al cruel comercio de carne de perro. La mayoría son recogidos de las calles, pero Corea del Sur es el único país asiático conocido que cuenta con una industria de granjas que crían perros únicamente por su carne. HSI y la CFAF son socios en un consorcio que está realizando una campaña para acabar con este comercio y que está abordando a los productores de carne de perro surcoreanos para que hagan la transición hacia métodos de subsistencia alternativos, tales como la agricultura. En este caso, HSI accedió a recoger a todos los perros y responsabilizarse de su reubicación.

Lola Webber, gerente de campañas de HSI Asia y directora de la CFAF, dijo: “Algunos de estos perros estaban en un terrible estado tanto físico como mental. Han vivido sus vidas privados de cariño, viviendo entre el miedo y las carencias. Tan pronto abrimos las puertas de sus jaulas y ellos comprendieron que no les íbamos a hacer daño, movieron sus colas y lamieron nuestros rostros. Me sentí honrada de darles a estos perros el primer abrazo y el primer beso de sus vidas.”

Dona para acabar con el comercio de carne de perro y ayudar a los perros callejeros alrededor del mundo.

El productor en cuestión había criado perros por su carne durante 20 años y es parte de una industria que implica el consumo de hasta dos millones de perros cada año en Corea del Sur. Ante las críticas de miembros de su familia por su participación en este comercio, el productor estaba ansioso de trabajar con HSI para cerrar su granja y empezar una nueva vida de cultivo.

El productor Tae Hyung Lee, dijo: “Creo que muchas personas quieren salirse del comercio de carne de perro, porque a la gente no le gusta la carne de perro como antes.”

HSI llevó a los perros a San Francisco para ser evaluados y para brindarles tratamiento para sus problemas médicos en la SPCA de San Francisco. Algunos de los perros serán transferidos con Socios de Reubicación de Emergencia de HSI, entre ellos la East Bay SPCA, la Marin Humane Society y la Sacramento SPCA. Todos los perros serán ubicados en hogares permanentes y amorosos.  

Adam Parascandola, director de protección animal y respuesta a crisis de HSI, dijo: “Estos afortunados perros vivirán el resto de sus vidas como valiosos y apreciados miembros de una familia permanente en los Estados Unidos. Estos maravillosos animales tienen mucha personalidad y serán compañeros leales y amorosos. Pero millones de perros más en Corea del Sur morirán por su carne, así que nuestra labor continúa, para clausurar más granjas y abogar por el fin de este comercio. En vista de la realización de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno en Seúl en el 2018, tenemos una clara oportunidad de acabar con el comercio de carne de perro mientras la atención del mundo se centra en Corea del Sur.”

El comercio de carne de perro es brutal y el método de sacrificio es atroz. La mayoría de los perros criados para carne en Corea del Sur son electrocutados a la vista de los demás perros que esperan la misma suerte.

La adopción de perros en Corea del Sur se limita mayoritariamente a perros pequeños de raza pura. Se necesitan campañas de concientización pública para mostrar la crueldad de este comercio y cerrar la brecha entre el concepto de “perros como mascotas” y “perros como carne” para que eventualmente la adopción de perros a nivel local sea una realidad. Los investigadores han visto que incluso los perros criados como mascotas pueden terminar como parte de la industria si nadie los compra. El objetivo a largo plazo de HSI es alentar al gobierno coreano para que ayude a los productores para hacer la transición hacia actividades alternativas más humanitarias.

En enero, HSI y la CFAF rescataron  a 23 perros de una granja surcoreana de carne de perro y colaboraron con el productor para pasar al cultivo de arándanos. Todos esos perros están ahora en los Estados Unidos con nuevas familias o pasando por un periodo de rehabilitación con nuestros Refugios de Emergencia Asociados.

FIN

Contacto para los Medios:
Wendy Higgins +44(0)7989 972 423, whiggins@hsi.org

  • Suscribirse
  • Take Action
  • Help fight the cruel dog meat trade Take action now

Media Contact List2