• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

December 20, 2018

ÚLTIMA HORA: Se rumora que Japón se retirará de la Comisión Ballenera Internacional para comenzar una nueva era de cacería pirata de ballenas

Humane Society International

  • PilpenkoD/istock

Kyodo News reporta fuentes gubernamentales que Japón está listo para anunciar su retirada de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) pero consideraría permitir la cacería de ballenas en mares cercanos. Los expertos en conservación de ballenas de Humane Society International dicen que esto marcará el inicio de una nueva era de cacería pirata de ballenas. El informe de noticias sugiere que sea improbable que Japón vaya a cazar ballenas en el Océano Antártico luego de su salida de la CBI.

Si se confirman los informes, Humane Society International aplaudiría el fin de la caza de ballenas en el Océano Austral, pero considera que la decisión de Japón de abandonar la CBI y sus normas, colocará su programa de caza de ballenas en el Pacífico Norte completamente fuera de los límites del derecho internacional. Humane Society International también teme que Japón pueda reclutar a otras naciones pro caza de ballenas para que abandonen la CBI, lo que conduciría a un nuevo capítulo de matanza ilegal de ballenas con fines de lucro.

Además, según Humane Society International, la decisión de Japón de abandonar la CBI desafía la letra y el espíritu del Artículo 65 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS). El artículo 65 subraya el interés mundial entre las naciones por la conservación de los mamíferos marinos en general y de los cetáceos en particular, y especifica que la CBI es la "organización internacional apropiada" para supervisar la conservación, el manejo y el estudio de las ballenas.

Kitty Block, presidente de Humane Society International, manifestó: "Si los informes son ciertos y Japón abandona la Comisión Ballenera Internacional, pero continúa matando ballenas en el Pacífico Norte, operará completamente fuera de los límites del derecho internacional y seguirá el camino de la piratería como nación ballenera con un preocupante desprecio por la normativa internacional. Vamos a seguir presionando a la comunidad internacional para que ponga fin a la persecución injustificada de ballenas con fines comerciales donde sea que ocurra.”

"Si Japón detuviera la caza de ballenas, no solo en alta mar, entonces abandonar la CBI no sería objetable. La ausencia de Japón podría permitir a la CBI finalmente acoger su mandato de conservación al abordar las innumerables amenazas que enfrentan los cetáceos en todo el mundo. Sin embargo, "Mientras Japón cace ballenas a lo largo de cualquier costa o en cualquier océano, debe permanecer en la organización internacional con jurisdicción sobre todas las grandes ballenas".

La salida de Japón de la CBI no sería del todo inesperada tras sus maniobras políticas y propuestas en la reunión de la CBI en Brasil en septiembre pasado. Allí, buscó explícitamente socavar la prohibición internacional de la caza comercial de ballenas. Después de que sus propuestas fueron rechazadas por mayoría de votos, Japón indicó que podría renunciar a la CBI.

Esta no es la primera vez que Japón ha rechazado la autoridad de un organismo internacional cuando una decisión sobre la caza de ballenas no fue aprobada. En 2015, en respuesta al fallo de la Corte Internacional de Justicia de que la llamada caza de ballenas "científica" de Japón en el Océano Austral no era legal ni científica, Japón anunció que haría una excepción general a la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia en relación con cualquier disputa sobre los recursos vivos del mar”.

Hechos:

  • La CBI fue fundada en reconocimiento de que la caza de ballenas estaba llevando a poblaciones y especies a la extinción. Fue el primer organismo internacional que intentó garantizar el uso sostenible de las especies vivas. Los esfuerzos para gestionar la caza de ballenas fracasaron y las poblaciones continuaron colapsando hasta que se acordó la moratoria en 1982, que entró en vigor en 1986.
  • * Muchas naciones ex balleneras, incluidos los EE. UU., El Reino Unido y Argentina, son naciones miembros de la CBI, al igual que las tres naciones que continúan cazando ballenas con fines de lucro: Japón, Noruega e Islandia.
  • * Se determinó que la caza de ballenas sei en el Pacífico Norte de Japón está en contravención de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y se le solicitó a Japón para que explique en el Año Nuevo cómo piensa abordar esto.

FIN

Contacto con los medios: Para ponerse en contacto con un experto de HSI marine / IWC, comuníquese con Wendy Higgins, whiggins@hsi.org, +44 (0) 7989 972 423

  • Suscribirse
  • Tomar Acción
Media Contact List2