• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

October 12, 2011

Comer protegiendo el ambiente

Guía de Platillos sin Carne

  • istock

Más de 70 mil millones de animales terrestres fueron criados solamente en el 2010, causando un gran impacto a nivel ambiental. La producción animal es un factor clave en el cambio climático, la deforestación y la contaminación y el uso excesivo del agua.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la producción pecuaria es responsable de cerca de una quinta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por las actividades humanas. Los gases que afectan el clima son emitidos a la atmósfera en casi todas las etapas de la producción de carne, huevos y leche. Estos gases tienen la capacidad de alterar el clima y la salud de los ecosistemas.

Uso del suelo

A nivel mundial, se dedica más tierra para la crianza y la alimentación de los animales de consumo que para cualquier otro propósito. Más del 97 por ciento de la harina de soya y más del 60 por ciento de la cebada y el maíz que se producen globalmente se destinan a la alimentación de los animales de consumo.

La producción pecuaria es responsable de la degradación de aproximadamente una quinta parte de las praderas y los pastizales alrededor del mundo. En la Amazonía, el 70 por ciento de las áreas deforestadas han sido convertidas en praderas mientras que el restante 30 por ciento se usa principalmente para la producción del pienso (alimento para animales). La degradación del suelo puede tener un profundo impacto en nuestra habilidad para sostener los recursos naturales vitales del planeta y puede ocasionar, por ejemplo, la disminución de las fuentes de agua y la pérdida de especies de flora y fauna.

Asimismo, en las granjas pecuarias industriales, donde se confinan miles de animales, la cantidad de estiércol producido puede exceder la capacidad de absorción del terreno circundante. Los desechos de la producción animal a nivel industrial que no son tratados o cuyo tratamiento es mínimo son una amenaza para las fuentes de agua, el suelo y el aire.

Uso del agua

En la producción animal se consume también una gran cantidad de recursos hídricos. El 29 por ciento del agua requerida globalmente en las actividades agropecuarias es usado en la producción animal. Por lo general, los productos no derivados de animales tienen una menor huella hídrica que los productos derivados de animales. Por ejemplo, en términos de proteína, la huella hídrica de las legumbres es 600 por ciento menor que la huella hídrica de la carne de res, y 150 por ciento menor que la de los huevos y la leche.

Soluciones

Para mitigar estos serios problemas se requiere de cambios inmediatos y de largo alcance en las prácticas de producción animal y en los patrones de consumo actuales. Cada uno de nosotros puede disminuir su huella ecológica reduciendo el consumo de carne, huevos y lácteos. Un hogar promedio de los Estados Unidos que cambie, únicamente un día a la semana, la dieta basada en carne de res y lácteos por una dieta basada en vegetales, reduciría sus emisiones de gases de efecto invernadero de manera equivalente a dejar de conducir aproximadamente 1,600 km al año. Adoptar una dieta completamente vegetariana puede reducir casi un tercio de la huella hídrica asociada con la producción de alimentos.

Explora la Guía de Platillos sin Carne de HSI para conocer deliciosas recetas basadas en vegetales y aprender cómo una dieta vegetariana puede mejorar tu salud y reducir el sufrimiento de los animales, al tiempo que protege el ambiente.


Las referencias incluyen:

Mekonnen MM and Hoekstra AY. 2012. A global assessment of the water footprint of farm animal products. Ecosystems 15:401-15.

Steinfeld H, Gerber P, Wassenaar T, Castel V, Rosales M, and de Haan C. 2006. Livestock‘s long shadow: environmental issues and options. Food and Agriculture Organization of the United Nations.

Pew Commission on Industrial Farm Animal Production. 2008. Putting meat on the table: industrial farm animal production in America. http://www.ncifap.org/bin/e/j/PCIFAPFin.pdf. Accessed May 18, 2010.

Weber CL and Matthews HS. 2008. Food-miles and the relative climate impacts of food choices in the United States. Environmental Science & Technology 42(10):3508-13.

  • Suscribirse
  • Tomar Acción