• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

Alrededor del mundo, millones de gallinas ponedoras y de cerdas reproductoras se encuentran hacinadas en jaulas en batería y jaulas de gestación, respectivamente. La evidencia científica ha demostrado que los animales criados en tal confinamiento intensivo se encuentran frustrados y estresados.

El confinamiento intensivo impide que los animales de producción se ejerciten, extiendan completamente sus patas o alas o lleven a cabo muchos otros comportamientos naturales importantes. Al estar hacinados en jaulas, los animales pueden experimentar problemas físicos y psicológicos a largo plazo. Las jaulas en batería para las gallinas ponedoras así como las jaulas para cerdas reproductoras simplemente no son entornos adecuados.

HSI trabaja con gobiernos y corporaciones para poner en marcha reformas y mejorar el trato a los animales de producción. Tú puedes ayudar al reducir, refinar y reemplazar en tu dieta el consumo de carne, huevos y productos lácteos.

News

More News


Más acerca del
Bienestar
de los Animales
de Producción

  • Suscribirse

    ¡Únete a nuestra comunidad en línea!

  • Take Action